El Centro de Comunicación para el Desarrollo

La asesoría implica pensar en la construcción del desarrollo como un proceso, lo cual establece que cada etapa del mismo debería recibir el apoyo de la comunicación: desde los diagnósticos en los cuales se detectan las necesidades o en los cuales las personas se enfrentan a su propia realidad y sus propias prácticas, hasta la planificación, implementación, sistematización y evaluación de los procesos.

Hablar de comunicación para el desarrollo implica promover en los sujetos comunitarios el fortalecimiento de sus propias capacidades comunicativas, pues no se trata de hacer el trabajo por ellos, sino de generar acción local propia. Así, la intervención de la comunicación en un proyecto de desarrollo puede brindar resultados agradables como el que existan equipos a nivel local encargados de manejar los medios o recursos de comunicación, diseñar estrategias para incidir en los tomadores de decisiones, ser agentes de diálogo y resolución de conflictos, promover redes de comunicación para mantener informada al resto de la población sobre los avances y obstáculos, documentar sus propias experiencias con la intención de identificar los aprendizajes y compartirlos con otras comunidades, etc.

La comunicación que promueve el Centro de Comunicación para el Desarrollo toma alianza con iniciativas vinculadas a la promoción de un desarrollo humano sostenible justo y solidario: Desde la promoción de los derechos humanos y la memoria histórica, hasta el trabajo por la defensa de los recursos naturales, la promoción de la igualdad de género, el reconocimiento de la diversidad cultural y la lucha contra el racismo, la promoción de la participación ciudadana, el diálogo y debate ciudadano, la promoción de la salud y la seguridad alimentaria, la búsqueda de la justicia, la democratización del acceso al conocimiento, el comercio justo y la promoción de iniciativas empresariales solidarias, etc.